Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith
Yamile Delgado de Smith

Semblanza curricular de Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith es venezolana y directora de #ManosQueSuman cuyos esfuerzos están dirigidos a potenciar las competencias formativas y de liderazgo. Ingresó a la Universidad de Carabobo en el año 1988 y es profesora en el escalafón Titular, desde el año 2003. Post-doctorada en Ciencias de la Educación. Doctora en Ciencias Sociales, Mención Estudios del Trabajo. Magister en Administración del Trabajo y Relaciones Laborales. Especialista en Docencia. Su experiencia profesional fue en la industria petrolera, Corpoven Refinería El Palito. Se dedicó a labores de consultaría para la industria petroleras y empresas privadas en Venezuela. Ha sido becaria en la Universidad de Carabobo, Universidad de Ohio, Estados Unidos; en la Organización Internacional del Trabajo; Universidad Castilla La Mancha, España; Universidad de Bolonia, Italia, y Universidad de Delhi, Nueva Delhi, India. Tiene más de 80 publicaciones en revistas y libros relacionados con investigación, temas de género, gestión de recursos humanos, liderazgo, actores y migración. Ha presentado resultados de sus investigaciones en América, Asia, Oceanía, Europa Occidental y Oriental. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores desde el año 2000 y actualmente ocupa el de mayor nivel, PEII nivel C. Premio honorífico de su promoción en la que ocupó el primer lugar. Premio a la excelencia académica, en su Primera Clase, de la primera cohorte del Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Carabobo. Ocupó el 2do lugar en el Premio Nacional de Ciencias Sociales de Venezuela convocado por el Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico en el año 2010. Condecorada con la Orden Francisco Triana, primera clase, por la Universidad de Carabobo en el año 2015. Fue Directora de Investigación y Producción Intelectual; Directora de la Escuela de Relaciones Industriales; Directora de Postgrado y Jefe del departamento de gestión de la investigación de la Facultad de Ciencias Económicas. En la región carabobeña se desempeñó en la Secretaría de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC). Actualmente es Coordinadora del Doctorado en Ciencias Sociales, Mención Estudios del Trabajo; Coordinadora del Grupo de Investigación en Género (GIG); Editora de Observatorio Laboral Revista Venezolana. Y, de la serie arbitrada Mujeres en el Mundo de la Universidad de Carabobo, Venezuela. Correo electrónico: yamilesmith@gmail.com y teléfono: 0414- 4356801

ORCID iD iconorcid.org/0000-0001-6297-4554

Páginas vistas en total

Archivo del blog

viernes, 1 de noviembre de 2019

La casa de adobe



Fragmentos de los Secretos de la Casa de Adobe, escrito por Yamile Delgado de Smith EN: Mujeres en el Mundo: Multiculturalismo, Violencia, Trabajo, Literatura y Movimientos Sociales
ISBN: 978-980-12-4591-9

La casa de adobe
Santa Rosa era el nombre de la casa donde pasé buena parte de mi vida. Mi abuela le colocó el nombre del pueblo previendo que si llegaba la epidemia de olvido pudiéramos recordar este nombre. Ahora que he vivido centenares de años, me doy cuenta que fue una tontería colocar el nombre de Santa Rosa a la casa, para así recordar el nombre del pueblo: olvido es olvido… con la suerte que nunca llegó esta epidemia al pueblo.
La casa donde pasé los primeros centenares de años era una casa de adobe, de bloques de barro secados al sol y con un rico olor a tierra mojada. Era muy grande, llena de pasillos y pasadizos secretos. La primera habitación era de mi abuela Melania,y ésta se comunicaba a través de una puerta secreta con la habitación de la tía Yoli. Luego de esta habitación venían otras: en una dormían los huéspedes de paso, y en la otra, mi abuela Melania guardaba sus recuerdos en una vitrina. Esta habitación me gustaba mucho porque estaba llena de la ropa que mi abuela vendía a las damas del pueblo de Santa Rosa. Había una habitación multiuso que se utilizaba para hacer las tareas y jugar en los ratos libres. Mis hermanos, primos y yo, pasamos en la infancia mucho tiempo allí. En ocasiones durante la semana porque nuestros padres trabajaban y nos dejaban con la abuela y la tía Yoli, pero también, muchos fines de semanas y recesos de clases. En fin, pasábamos allí mucho tiempo haciendo las tareas del colegio y jugando a las escondidas con los fantasmas. Al final de la casa estaba la cocina. Era un lugar con todos los tamaños
de ollas, tazas, platos y cucharas. Todo lo que pueda necesitar una cocinera estaba disponible, incluyendo artefactos artesanales que elaboraba la tía Yoli para hacer sus comidas. La cocina último modelo, era un regalo de mamá mandada a realizar con la paga que recibía por ser maestra de varias escuelas.
Era grande y espaciosa; colgaban de las paredes ollas y una platera con todos los tamaños de platos. En una pared colgaba un plato con un retrato de mi abuelo Fermín, muerto con apenas 113 años. Él era, seguramente, el primero en comer; aunque ello lo hacía desde la dimensión reservada.
Al final de la casa estaban los baños junto al patio lleno de plantas y flores; la jaula de pájaros tenía una codorniz que no hacia otra cosa que poner huevos. También en el patio (solar como le llamaba la abuela) estaba Canito, un perro que cuidaba a todos los de la casa y quien mantenía buena relación con los muertos en pena que merodeaban.
El mango, un árbol de frutas, era la compañía de Canito (el perro). Lo sembraron cuando yo ni siquiera pensaba nacer, y creció tanto que atravesó el techo abriendo un inmenso hueco por donde pasaba el agua cuando llovía.
Las casas en Santa Rosa solían tener un patio interno. El de mi abuela estaba lleno de helechos y flores que se disfrutaban desde toda la casa rodeada de pasillos. El patio interno daba a los cuartos y un recibo que tenía muebles de tela color púrpura y madera negra. La abuela los cuidaba como si se tratara de una herencia de los zares de la familia Romanov o de la dinastía Ming. Cuidaba los muebles por ser éstos el último regalo que su difunto esposo le dio en vida. Junto al recibo estaba la mecedora en donde mi abuela, Doña Melania, pasaba buena parte de su tiempo, y allí estaba yo haciéndole compañía ese domingo.

lunes, 19 de agosto de 2019

19 de agosto día mundial del FOTÓGRAFO y la fotografía un resultado maravilloso












miércoles, 31 de julio de 2019

Encuentro con un angel


Encuentro con un ángel
Por: Yamile Delgado de Smith

Hoy venía en mi carro desde Maracay por la autopista congestionada de carros. Poco a poco avanzaba, mientras escuchaba música, con la esperanza que el río de carros disminuyera. Mi deseo no se cumplió; al contrario, ahora habían más carros y un mundanal de vendedores nos ofrecían a todos los conductores, a precios exorbitantes, agua, refrescos, helados, galletas, panelas de San Joaquín y hasta música del conde del guácharo en CD. Recordé mis días en la India, la única diferencia era que no habían vacas y dromedarios en la vía porque los turbantes, también, los lucían los vendedores protegiendo sus caras del inclemente sol del ocaso del día.

Viajar sola no es de mi agrado pero debo reconocer que permite pensar y detenernos en aquellas cosas para las que no sacamos tiempo en el trajín diario. Seguí avanzando en el carro con la fortuna que todo volvió a la normalidad al desaparecer el tráfico. Dejé en el camino el colorido de los vendedores y el viaje, por supuesto, se volvió amigable en la medida que escuchaba música.
De pronto, sentí un fuerte  ruido ensordecedor  al tiempo que una humareda me tapaba la visibilidad. Dios! Virgencita! Qué está pasando, me pregunté.
El carro se detuvo, intenté prenderlo millones de veces y no fue posible. Me bajé del carro y lo único que se me ocurrió fue sacar el triángulo de seguridad que anunciaría que estaba accidentada en plena vía. Siempre he pensado que soy una mujer afortunada y que siempre hay ángeles que me protegen de todo mal. En ese momento pensé “Dios mío, mándame un ángel y ayúdame”.
Mire el teléfono al que le iba y venía la señal. No podía comunicarme; estaba sola, con mis pensamientos y pidiendo a gritos, al universo, que llegara un angelito y me sacara del percance.
De inmediato,  se paró un camión. Pensé que se trataba de una grúa pero era un camión sin carga. Se bajaron tres hombres y uno de ellos me preguntó.
“¿Qué le pasó?”
Mientras el sol se ocultaba le conté la historia del ruido, el humo y detenimiento del carro.
Uno de los tres hombres, revisó el carro y comentó  “su carro está dañado, se le salió el aceite y necesitará una grúa. No podré ayudarle”
Luego continuó “nosotros nos vamos, en el Peaje de Guacara informamos que está accidentada para que le manden una grúa. Este lugar es muy peligroso para usted pero también para nosotros”
Para mi sorpresa, otro de los señores comentó
“No podemos dejarla sola acá, mejor arrastramos su carro hasta el peaje de Guacara”.
Y así fue, colocaron unos mecates al carro y continuamos el camino.
Yo iba en el puesto del copiloto porque el ángel decidió llevar el control del volante mientras era arrastrado por el camión.
Mientras avanzábamos en el camino pensé en mi buena suerte. Atrás dejábamos el lugar tenebroso y de peligro. Cuando vi que llegamos al peaje me alegré mucho porque allí me esperaba un puesto de control vial. Éste queda al otro lado de la autopista, en el sentido contrario por el que veníamos. Por eso, el ángel tomó de mi mano y me ayudó para atravesar la autopista. No me percaté si al carro le habían quitado los mecates.
Al llegar al puesto de guardias, el ángel le dijo al señor uniformado de mayor rango.
“le dejo a la señora para que la cuiden mientras vienen por ella”
El guardia me miró y preguntó “¿qué le pasó?”
 y en respuesta le conté la historia, del ruido, el humo, y además, que el carro se había accidentado a 10 kilómetros del túnel.
El señor uniformado, luego de escucharme, me dijo “tiene mucha suerte que no le haya pasado nada”
Busqué a mi ángel pero ya no estaba, había desaparecido en la oscuridad. Tampoco alcancé ver mi carro que debía estar al otro lado de la autopista. Y en ese momento comprendí que se lo habían llevado arrastrado. Siempre buscando lo positivo de las cosas que pasan pensé “sólo es un carro y yo estoy bien”
El lugar era muy oscuro y la luz era la que nos llegaba de los carros y camiones. El señor uniformado me dijo “Vamos al otro lado de la autopista para ver si encontramos su carro”  Nuevamente volví a atravesar la calle, en esta ocasión con el señor uniformado que sólo con levantar la mano, en señal de alto, lograba que los carros se detuvieran facilitando nuestro paso de un extremo al otro de la congestionada autopista. 
Vi mi carro, estaba mi carro! Era tan oscuro el lugar que se confundía en la inmensidad de la noche.
Yamile Delgado de Smith
Al rato llegó Rolando (mi esposo) y  Chipi (cuñada) a mi rescate, contratamos el servicio de una grúa y regresamos para Valencia. Rolando se vino en la grúa y yo manejando el carro de mi cuñada.  Venía pensativa, creo que el hombre que me ayudó era un ángel. Recuerdo el recorrido por la autopista que me pareció vacía entonces, sin ruido, sin cornetas, sin cambios de luces; ningún conductor pareció percatarse de nuestra presencia macilenta por la autopista. Recordé cómo había desaparecido el ángel en la inmensidad de la noche.
Llegamos a casa y al revisar mi teléfono encontré un mensaje que decía “¿cómo llegó a su casa?” era del ángel de la autopista y le respondí
“estoy bien, muchas gracias, eres un ángel”
y él, me respondió: “si supieras que para mí el ángel eres tú”
Ahora me iré a dormir, no sin antes pedir a Dios que colme de bendiciones al ángel que hoy me ayudó y a quien le di mi teléfono seguramente durante la travesía.

martes, 30 de julio de 2019

Carta a Yarit, mi hermana


Yari, querida hermana:
He pasado el susto de la vida, me caí del tope de la cocina, todo ocurrió en cámara lenta,  y  pensé que se me habían partido todos los huesos o que se me habían torcido los tendones. Me quedé inmóvil al caer, se me trancó la respiración [sentí que el corazón se salía  por la boca]. Fue un aparatoso golpe del que me quedan moretones en muchas partes del cuerpo e incluso en donde nunca supe que me golpeé.

Desde entonces|
He rezado hasta quedar sin lágrimas del dolor e impotencia de imaginarme una operación o no recuperar mis movimientos.

Necesidad de hablar con mi familia
Del susto, llamé a papá, mamá y todos mis hermanos por si quedaban pocas horas para partir de este mundo, tener la dicha de oír sus voces. No te rías, bueno sí; ahora ya podemos reírnos.

De mis llamadas logré comunicación con algunos, y a otros sólo pude dejar mensaje. Me ayudó  hablar [mejor cotorrear] con Min de la cotidianidad; así me distraía. No le dije los  detalles de mi desventura. Hablé con mamá, mi cordón umbilical, quien me dio su bendición. Con Lile y Jose, los chiquitos de la casa, logré intercambio.  Los amo ❤

Ah mundo! Madre susto pasé y hasta creí que se me habían movido los órganos. Qué dramática; por eso corrí a llamarlos por si no volvía a ser la de siempre.

4:00 am |
Amanecí casi perfecta, el brazo lo muevo para todos lados con malestar pero asombrosamente recobré todos los movimientos.

Mi amor y compañero
Rolan me colocó agua caliente y fría. Me inyectó  Decobel (dexametasona); yo no he buscado en internet qué es.  Todo lo mandó un médico, especialista, traumatólogo  que creo [tengo duda] atiende a la selección de fútbol.

Rezar |
Rece mucho, le pedí a Dios, a man y mi amiga [Lubi] recientemente fallecida para que hicieran diligencias con Dios.

Creí escuchar a Man diciéndome “eso le pasa por andar encaramada en las alturas . . . es que las hijas de Estilita...sanarás“

Y escuché a Lubi “ no te preocupes, estoy contigo, tranquila" 

 Ahora oigo voces después del golpe...

Hora del café|
La luz del amanecer entra por la ventana y me apetece un café, lo tomaré mirando a través de la ventana pensando en Los Libertadores en donde sueño estar con todos.  El segundo café lo tomaré con Rolan mi cómplice en todo.

Besos, abrazos y bendiciones.  Mile


❤❤❤❤❤❤❤


sábado, 6 de julio de 2019

Elaboración y arbitraje de artículos científicos




I N V I T A C I Ó N

Elaboración y arbitraje de artículos científicos

Valencia, 26 de julio

…..
 LUGAR: CENTRO VENEZOLANO AMERICANO DEL ESTADO CARABOBO (CEVAC)
Calle 147, urbanización Carabobo, Valencia
Hora: 8:30 am – 9:30 am
ENTRADA LIBRE
               www.congreso.uam.edu.ve 







jueves, 7 de marzo de 2019

Día Internacional de la Mujer. Por: Yamile Delgado de Smith

Por: Yamile Delgado de Smith


El 8 de marzo se conmemora el día internacional de la mujer. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) así lo decretó en el año 1975. El origen de esta fecha, elegida para enaltecer con carácter internacional el día de la mujer, hay quienes lo ubican en el año 1910, cuando Clara Zetkin, alemana e integrante del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección, se propuso celebrar anualmente un día de acción internacional por los derechos de paz y progreso social de todas las mujeres. Así lo propuso en la Segunda Conferencia Mundial de Mujeres Socialistas efectuada en la casa del pueblo (Copenhague- Dinamarca), siendo la intención dar impulso al movimiento por el sufragio femenino universal. Sin embargo, aún no existe consenso respecto a esa fecha, puesto que hay otros que refieren que la conmemoración del día internacional de la mujer está asociada al incendio originado en una fábrica de algodón ubicada en Nueva York.

Las razones que explican tal duda tienen su fundamento en el hecho de que investigaciones han demostrado que este suceso no tuvo lugar el 8, sino el 25 de marzo de 1911. Lo que ocurrió para entonces ha sido reseñado en la prensa internacional, noticieros, libros y artículos de diversa índole. En todos se evidencian crueles escenas de muerte y dolor; agresión de la que fueron objeto muchas mujeres cuyo único ideal era la búsqueda de justicia laboral. Las versiones son variadas en relación a este episodio que costó la vida de más de 140 mujeres, quienes quedaron atrapadas por las llamas del incendio. Se comenta que las puertas estaban aseguradas con candados para tener control de las mujeres ante cualquier acción de protesta y, que al presentarse el incendio, quedaron atrapadas. Lo importante, en todo caso, es que con esta celebración se reconoce el papel histórico que ha representado la mujer en la lucha por la reivindicación de la equidad social.

Son muchos los eventos que barnizan las luchas de las mujeres y que quedaron marcados por la Revolución Francesa (1789-1799); la I Guerra Mundial (1914-1918); Revolución Rusa (1917); la II Guerra Mundial (1939-1945); la lucha por el sufragio femenino, y los nuevos espacios ganados por el sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX en Europa, Estados Unidos y América Latina. Para la mujer, soñar por un mundo mejor se convirtió en un ideal y estímulo para las más variadas luchas. Si bien es cierto que hoy se requieren cambios, en el pasado las situaciones de vida para muchas mujeres eran aún más precarias. Precisamente fue eso lo que animó a muchas mujeres para que se organizaran y alzaran sus protestas por salarios justos y condiciones de trabajos dignas. En definitiva, una sociedad que las incluyera con igualdad. Las luchas han venido acompañadas de formas de protesta variadas que van desde marchas en las calles, huelgas de hambre, suspender el proceso productivo en fábricas e incluso estar dispuestas al encierro. El amor por la pareja, esposo y compañero de vida tampoco ha estado ausente en las luchas de muchas mujeres. Del año 1917, en plena I guerra mundial, se recuerda que murieron más de dos millones de soldados rusos. En respuesta a ello, muchas mujeres escogieron el último domingo de febrero para declararse en huelga de hambre en demanda de “paz y pan”.


El día de la mujer es un día para conmemorar y enaltecer las grandes luchas y sacrificios de muchas mujeres, cuyos resultados hoy nos permiten ver un mundo con importantes avances, logros y visibilidad de género. Lograr esta última ha sido un proceso complejo y poco reconocido. Ejemplos hay muchos; recordemos las veces que las mujeres se interesaron en la ciencia y pasaron por “asistentes invisibles” de sus esposos, padres o hermanos. En ese sentido, vale recordar los casos de María Skolodowska (Marie Curie), Mileva Maric, primera esposa de Einstein, o la contribución de Rosalind Franklin para la elaboración del modelo helicoidal del ADN, con el que ganaron el Nobel los investigadores Wilkins, Watson y Crick. El tema del desarrollo global, asociado a la visibilidad de la mujer y su reconocimiento, es cada vez mayor en el ámbito de la producción intelectual y es el fruto de las acciones participativas de la mujer y una consecuencia de ocupar cada vez más espacios de desarrollo vitales para la sociedad.

Hechos, quizás aislados pero significativos, lo constituyen, por ejemplo, que para el año 2009, hubo un número histórico de mujeres galardonadas con el premio Nobel. En las áreas científicas y literarias Elinor Ostrom, de 76 años, se sumó a los anales de la historia al ganar el Premio Nobel de Economía, siendo la primera mujer en recibirlo. Elizabeth Blackburn, de 60 años, y Carol Greider, de 48, compartieron el Premio Nobel de Medicina con Jack Szoztak por su trabajo en resolver el misterio de cómo los cromosomas se protegen asimismo de la degradación cuando las células se dividen. Ada Yonath, de 70 años, israelí y Herta Mueller, de 56 años, una escritora alemana nacida en Rumania, ganaron el Premio Nobel de Literatura por su crítica descripción de la vida tras el Telón de Acero. Estas mujeres emulan con justicia a Marie Sklodowska Curie (1867–1934), Irene Joliot Curie (1897-1956), Dorothy Crowfoot Hodgkin (1910-1994), Gerty Radnitz Cori (1896-1957), Rosalyn Sussman Yalow entre otras. Son muchos los temas pendientes para la construcción de una agenda de género con equidad y justicia.

El presente es mejor que el pasado, gracias a muchas mujeres valientes, pero también el futuro puede ser mejor, aunque todo dependerá de cuán sólidas sean las convicciones acerca de los propósitos por los cuales se lucha.

jueves, 7 de febrero de 2019

Paradigma Cualitativo y Cuantitativo - Limitaciones y Alcances





Métodos Cuantitativos:
“Usa la recolección de datos para probar hipótesis, con base a la medición numérica y el análisis estadístico, para establecer patrones de comportamiento y probar teorías”. Hernández, Fernandez y Baptista (2010: 4)
Métodos Cualitativos:
“Utiliza la recolección de datos sin medición numérica para descubrir o afinar preguntas de investigación en el proceso de interpretación”. ”. Hernández, Fernandez y Baptista (2010: 4)
Características:
1.       Se basa en hipótesis para demostrar teorías.
2.       Son métodos objetivos.
3.       Son metódicos, se rigen un patrón establecido.
4.       Los datos se trabajan de forma numérica, estadísticas.

5.       La realidad no cambia por su fundamento cuantitativo y de medición.
6.       Describe, explica y predice.
7.       Es deductivo, de lo general a lo particular.
8.       Son positivistas
Características:
1.       Se basa en la interpretación no comprueba hipótesis.
2.       Son métodos subjetivos.
3.       Son flexibles

4.       Los datos son cualidades, caracteres descritos de situaciones, eventos, personas.
5.       Si puede cambiar la realidad según las observaciones e interpretaciones de los datos.
6.       Describe, comprende e interpreta.
7.       Es inductivo, de lo particular a lo general.
8.       Son fenomenológicos.


Las principales diferencias entre estudios cuantitativos y cualitativos.

Tradicionalmente el concepto de Paradigma y su correspondiente debate se ha tratado dicotómicamente, enfrentando a la metodología cualitativa con la metodología cuantitativa, investigación positivista frente a investigación humanista. Esta dicotomía deriva de las dos grandes tradiciones filosóficas predominantes en nuestra cultura; realismo e idealismo.

Latorre afirma que la era de Investigación Educativa actual, se ha movido desde posiciones dominadas por la perspectiva positivistas a posiciones más pluralistas y abiertas. “la era positivista actual se caracteriza por una aceptación de la diversidad epistemológica y pluralidad metodológica.”

Ante el problema de los paradigmas se plantean diversas posiciones, una promovida por Smith y Heshusius (1986) que se refiere a la incompatibilidad entre los paradigmas, otra que es fundamentada por Cook y Reichardt (1986) que plantea la complementariedad entre los paradigmas; y una tercera propuesta por Walker y Evers (1988) que postula una unidad epistemológica; lo que significa que el origen del conocimiento y el rol del sujeto que conoce es tal que hace los paradigmas teóricos divergentes y no compatibles.

Fue así como el paradigma positivista  comenzó a tener varios detractores que criticaban los supuestos mecanicistas y estáticos de las ciencias naturales,  y proponían una visión humanista para comprender la realidad social que se daba en un contexto de interacción de  los individuos. Fue así como esta posición idealista (paradigma cualitativo) surgió en contra del positivismo (paradigma cuantitativo).

El paradigma cualitativo apareció presentando al mundo como una estructura en movimiento, cambiante y lleno de dinamismo, en dónde en dónde las personas son concebidas como agentes activos en la construcción de las realidades que se presentan.

Existen varios autores que se han referido a  la pugna existente entre estos dos paradigmas  Cook y Reichardt (1986) presentan el siguiente cuadro de desencuentros:

Paradigma Cuantitativo
Paradigma Cualitativo
Posee una concepción global positivista Hipotético-deductivo
Particularista
Objetiva
Orientada a los resultados
Propia de las ciencias naturales.
Posee una concepción global fenomenológica
Inductiva
Estructuralista
Subjetiva
Orientada al proceso
Propia de la  antropología social


De acuerdo a estos antecedentes  estamos en condiciones de conocer ambas formas como caminos válidos para  acceder y analizar los fenómenos de índole social. Sus disimilitudes son muchas y abarcan todos los campos de los fundamentos de las ciencias, vale decir que difieren en aspectos ontológicos, epistemológicos, lógicos y metodológicos.  A continuación puede examinar un conjunto de características de los dos paradigmas de base, en que se aprecian su principales diferencias:



CUADRO COMPARATIVO DE LOS PARADIGMAS EN LA INVESTIGACIÓN

PARADIGMA CUANTITATIVO
PARADIGMA CUALITATIVO
1.-Surge de las Ciencias Naturales. La investigación cuantitativa recoge información empírica (de cosas o aspectos que se pueden contar, pesar o medir) objetiva y que por su naturaleza siempre arroja números como resultado.
1.-Surge de las Ciencias Sociales, en particular de la Antropología. Este tipo de investigación recoge información de carácter subjetivo, es decir, que no se percibe  por los sentidos, como el cariño, la afición, los valores, aspectos culturales, etc. Por lo que sus resultados siempre se traducen en apreciaciones conceptuales (en ideas o conceptos), pero de la más alta precisión o fidelidad posible con la realidad investigada.
Abarca el fenómeno en tal forma que pueda cuantificarse. La selección de los participantes es aleatoria. La planificación de la investigación se hace en forma anticipada.
Abarca el fenómenos culturales, que tienen que comprenderse, especialmente para explicar el sentido que tiene un fenómenos para quienes lo viven. La selección de los participantes es intencionada (no aleatoria). La planificación se hace en la marcha.
La naturaleza de la información es traducida a números y termina con datos numéricos
Recoge cualidades, palabras, significados y sentidos, por medio de entrevistas, videos, grabaciones, guías de observación, etc. Esta investigación termina con datos de apreciaciones conceptuales
La relación sujeto - objeto de investigación es impersonal. Se mantiene una cierta distancia del objeto don el propósito de no sesgar los resultados.
Relación sujeto - objeto de investigación: Hay una comunicación directa. Entre más cerca, se está más adentro y se capta mejor el fenómeno. La relación entre el investigador y el participante es personal, cercana.
Énfasis en la descripción de “variables explicativas”, Solo en el método cuantitativo.
No se consideran variables de ese tipo.
Tipo de data: numérica y fácilmente analizable
Cualitativa, a menudo difícil de analizar.
Sus métodos más apropiados son: el Experimental, el Cuasi-experimental y el Correlacional.
Sus métodos más apropiados son: el Etnográfico y el Histórico.
Limitaciones: 1) Exagerado control de las variables, 2) Artificialidad de las situaciones a tal punto que se alejan de "retratar" lo que ocurre en la realidad.
Limitaciones; 1) Por lo general tiene un carácter subjetivo la interpretación de la información, 2) Incapacidad para manipular variables independientes producto de la selección no aleatoria.


Preocupación relativa con la valides interna y externa. Las encuestas pueden ser más fuertes en términos de la valides de población y a lo mejor en valides ecológica (dependiendo en dónde, cómo y por quién se realizan las entrevistas).  sin embargo, por necesidad, son más débiles que las investig. experimentales en valides interna: es decir, en el control de hipótesis rivales que pudieran explicar los hallazgos para un contexto particular de investigación; aun así, ‘la ventajas de los experimentos sobre la encuesta en permitir mejor control son solo relativos, no absolutos.
 Una de las fortalezas de la investigación etnográfica (cualitativa) es el énfasis en el naturalismo, el proceso y el holismo; esto provee las bases para una mayor valides ecológica (generalizaciones sobre otros lugares, etc.): es menos preocupado por la valides de la población.  A través de su compromiso con la comprensión y múltiples perspectivas, también se preocupa por la valides interna en situaciones donde la hipótesis exploratoria alternativa tiene que ver con posibles interpretaciones diferentes de los actores que participan en el estudio.