Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith
Yamile Delgado de Smith

Semblanza curricular de Yamile Delgado de Smith

Es venezolana. Profesora en el escalafón Titular, desde el año 2003, de la Universidad de Carabobo. Post-doctorada en Ciencias de la Educación. Doctora en Ciencias Sociales, Mención Estudios del trabajo. Magister en Administración del Trabajo y Especialista en Docencia para la educación superior. Su experiencia profesional fue en la industria petrolera, Corpoven Refinería El Palito. Se dedicó a labores de consultaría para la industria petrolera y empresas privadas en Venezuela. Y Actualmente, realiza labores de asesoría a través de proyectos de investigación.

Ha sido becaria en la Universidad de Carabobo, Universidad de Ohio, Estados Unidos; en la Organización Internacional del Trabajo; Universidad Castilla La Mancha, España; Universidad de Bolonia, Italia, y Universidad de Delhi, Nueva Delhi, India. Tiene más de 80 publicaciones en revistas y libros relacionados con investigación, temas de Gestión de Recursos Humanos en Venezuela, Liderazgo, actores, migración y género. Ha presentado resultados de sus investigaciones en América, Asia, Oceanía, Europa Occidental y Oriental. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores desde el año 2000 en el Programa de Promoción al Investigador (PPI), actualmente PEII nivel C. Premio honorífico de su promoción en la que ocupó el primer lugar. Premio a la excelencia académica, en su Primera Clase, de la primera cohorte del Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Carabobo. Ocupó el 2do lugar en el Premio Nacional de Ciencias Sociales de Venezuela convocado por el Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico en el año 2010. Profesora invitada en universidades de Venezuela, América Latina y Europa. Condecorada con la Orden Francisco Triana, primera clase, por la Universidad de Carabobo en el año 2015.

Fue jefe del Departamento de Proyectos de Investigación de la Escuela de Relaciones Industriales; Directora de Investigación y Producción Intelectual; Directora de la Escuela de Relaciones Industriales de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, campus Bárbula. Para la región Carabobeña y de Cojedes fue secretaria de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC). Actualmente, es directora de Postgrado de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales; Coordinadora del Doctorado en Ciencias Sociales, Mención Estudios del Trabajo. Coordinadora del Grupo de Investigación en Género (GIG) y la línea de investigación actores laborales de LAINET. Editora de Observatorio Laboral Revista Venezolana. Y, de la serie arbitrada Mujeres en el Mundo de la Universidad de Carabobo, Venezuela.

Publicaciones recientes versan sobre migración, género y violencia.

Correo: yamilesmith@gmail.com

Páginas vistas en total

Archivo del blog

viernes, 24 de agosto de 2012

El Ingenio de Bolívar en San Mateo


El Ingenio de Bolívar en San Mateo
Por: Yamile Delgado de Smith


La hacienda de la familia Bolívar en San Mateo tiene de característica principal la existencia de dos construcciones: la hacienda, donde se encuentra el ingenio azucarero que lleva por nombre el Ingenio de Bolívar. Y por otra, la casa.





Hacienda de Bolívar.  Foto de: Yamile Delgado de Smith



LA HACIENDA, Ingenio de Bolívar está ubicado en San Mateo, estado Aragua, Venezuela en la que fue hacienda, durante 207 años, de la familia de Simón Bolívar, libertador de Venezuela. Hoy en día la hacienda permite recrearnos y conocer durante su recorrido diversos instrumentos (molinos de agua, moldes de papelón, pailas) con los que se procesaba la caña de azúcar en esa época.

Paila hacienda de Bolívar
Paila. Foto de Yamile Delgado de Smith



LA CASA, también conocida como la colina del sacrificio, es otro lugar histórico. Desde el 3 de septiembre de 1964 es un museo. Allí es donde Antonio Ricaurte se sacrificó volando un polvorín para evitar que el mismo cayera en manos realistas. Y ello, lo pudo lograr a cambio de su vida. Hoy en día hay una estatua que nos recuerda el instante de su acción heroica. Fue sitio de batallas durante los primeros años de la guerra de independencia. 

Ricaurte en el Museo Ingenio de Bolívar
Museo Ingenio de Bolívar. Se puede observar la estatua de Antonio Ricaurte. Foto de Yamile Delgado de Smith


Casas de San Mateo
Casas de San Mateo. Foto de: Yamile Delgado de Smith

Iglesia de San Mateo
Iglesia de San Mateo. Foto de: Yamile Delgado de Smith

En el pueblo de San Mateo Maria Cristina González, Elena Torres, Yamile Delgado de Smith, Mariela Martí. (Año, 2010)

UNA MIRADA A LA INTERCULTURALIDAD: COLONIA TOVAR

Por: Yamile Delgado de Smith
25 Congreso AVECA, 2012
Valencia, Venezuela
Segmentos de su ponencia

Introducción
Vista de la Colonia Tovar. Foto: Yamile Delgado de Smith
La Colonia Tovar fue fundada en 1843 por Agustin Codazzi;  es un pueblo enclavado en Venezuela y su origen es posible ubicarlo en un proyecto bajo el mismo nombre llevado a cabo por el General José Antonio Páez. Con este proyecto se trajo familias alemanas a Venezuela en el siglo XIX. En ese sentido, el 18 de diciembre de 1845 llegaron las primeras olas migratorias que se ubicaron en tierras donadas por Don Manuel Felipe Tovar, en lo que hoy es la Colonia Tovar.

En Venezuela hay una reproducción, pequeña, de Alemania que se caracteriza en un habitad armónico de casas de techos rojos. Lo más bello es su gente y sus niños quienes asumen el trabajo como una de las actividades diarias que los consolida como hombres y mujeres de provecho para el mañana. La Colonia Tovar es un espacio donde los niños trabajan como parte de la tradición. Los colonieros dejaron su Alemania pero reproducen en Venezuela muchas de sus costumbres. Nadie duda, por tanto, de la importancia del país Alemán en la historia mundial, las costumbres y preocupaciones de los alemanes se reflejan en una herencia artística muy rica: desde la belleza de sus catedrales al legado de algunos de los filósofos más influyentes del mundo: Goethe, Brecht,  Friedrich y Mies Van der Rohe.

Molino en la Colonia Tovar. Foto: Yamile Delgado de Smith
En este trabajo se da cuenta de un segmento de varias investigaciones realizadas desde el año 1987. Para entonces la Colonia Tovar no era un municipio autónomo, situación que se logra luego del trabajo de campo, de un año, dirigido al levantamiento de información para determinar la situación socioeconómica de Ciudad Colonia Tovar, mismo que permite demostrar que esta localidad cumplía con todo lo que estipulaba la Ley Orgánica de Régimen Municipal para otorgar la municipalidad.

Esta primera investigación estuvo a cargo de la Universidad de Carabobo, cuando sus autoridades eran los profesores Gustavo Hidalgo (Rector), Elis Simón Mercado Matute (Vicerrector Académico), José Botello Wilson (Vicerrector Administrativo) y Rubén Ballestero (Secretario). El convenio para el estudio socio-demográfico se realizó con la Comisión de Asuntos Territoriales y Municipales de la Asamblea Legislativa del estado Aragua, y también, la Junta Municipal Foránea presidida por Don Gustavo Pacheco, por cierto, un venezolano casado con una descendiente de alemanes de nombre Luisa Ruthman. El equipo fue coordinado bajo la  responsabilidad de los profesores Rolando Smith, José Bruzual, Freddy Bello, Freddy García, José Urbaez (estos dos últimos lamentablemente fallecidos) y también, auxiliares de investigación; algunas de ellas, forman parte de la planta profesoral de la Universidad de Carabobo: Lenny Aurora Uzcátegui, Leyda Rosa Colombo y Yamile Delgado de Smith.

Carnaval en la Colonia Tovar: Foto: Yamile Delgado de Smith
 Desde entonces, son muchos los trabajos de investigación que se han realizado (sobre artesanía, agricultura, pesca, música, enseñanza del idioma alemán y tradiciones) a lo largo de estos 25 años que permiten comprender la interculturalidad. A través de las expresiones de trabajo, comunicación, educación y transferencias de tradiciones, se hacen visibles procesos  de hibridación entre la cultura de un país de América  Latina, Venezuela y Europa, Alemania.

Metódica investigativa. Hibridación Multicultural ente la Colonia Tovar y Venezuela
Niños de la Colonia Tovar. Foto: Yamile Delgado de Smith
Las claves epistemológicas que se privilegiaron en el trabajo investigativo tiene su centralidad en la importancia que se le otorga al mundo de vida, la experiencia vivida y la interpretación de relatos de los niños/as informantes. En esta escenario es posible estar “frente a  palabras” cuya virtud es el papel que se le da al individuo en la sociedad y el reconocer la importancia que tiene su propia experiencia. Pero no se trata de incurrir en un individualismo metodológico que hace de cada individuo un universo cerrado, sino que se busca resolver el tema de la representatividad sin dejarlo a criterios cuantitativos, sino encontrar con base en las aproximaciones cualitativas puntos clave para la interpretación. En las sendas de Paul Ricoeur (en sus obras, 1993, 2001, 2003)  narrar implica en la construcción de una intriga que envuelve personajes y hechos articulados entre sí. Interpretar es atribuir sentidos a los hechos narrados por otras personas, es descodificar símbolos, imágenes, mitos corporificados en las recordaciones del narrador. Por esa razón es siempre un viaje por el imaginario del otro.
Desfiles en la Colonia Tovar. Foto: Yamile Delgado de Smith

La investigación realizada permite evidenciar que la transferencia de valores se da entre una generación a otra y demuestra que aún cuando han transcurrido más de 10 años del siglo XXI y más de dos siglos en que se dio la primera ola migratoria,  sus habitantes y en este caso los niños y niñas, descendientes  de alemanes, en  la Colonia Tovar reproducen costumbres alemanas que se entretejen con las venezolanas.


 Actividades de los niños y niñas en “el trabajo”

Colonia Tovar. Foto: Yamile Delgado de Smith
Los niños y niñas estudian, trabajan y participan en  diversas actividades que les permite recrearse con las tradiciones alemanas. Los fines de semana suelen apoyar a sus familias trabajando, aspecto éste que es considerado por los niños como una diversión y una forma de contribuir con los gastos del hogar, satisfacer sus necesidades, labrar para el futuro independencia económica y alcanzar un sentimiento de utilidad. El trabajo de los niños en la Colonia Tovar es un elemento dignificante, de acompañamiento a la vida cotidiana, que se mezcla con la educación formal de manera natural. Sobre el trabajo señalan, por citar algunos ejemplos, lo siguiente: “... trabajo con papá todos los fines de semana ...” “...nosotros tenemos un kiosco de venta de  frutas y hortalizas...queda frente a la iglesia del pueblo”... ... “me gusta vender fresas con cremas y duraznos”... “Después  que  termine  mis estudios quiero tener un trabajo grande y mi propio negocio”... La paga que reciben los niños por trabajar son variadas y se ubican al equivalente de nueve (9) y diez (10) dólares diarios. Lo importante es resaltar que el trabajo no es un mecanismo de explotación de los niños, aspecto éste que figura como principal preocupación de la Organización Internacional del Trabajo y demás entes internacionales que luchan para crear mecanismos de protección para los pequeños y que han difundido el slogan “No al trabajo infantil”.

Los Sternsinger y Reyes Magos

Los temas culturales y tratar de comprenderlos es tan complejo como complejas son las manifestaciones religiosas. Por ejemplo, en Alemania los Reyes Magos no traen los regalos de Navidad, pero ocupan un importante lugar en la tradición católica. Los Sternsinger existen desde el siglo XVI y son niños disfrazados de Reyes Magos que van de puerta en puerta para pedir dinero, aguinaldo y dulces. Como se observa distintos maneras de entender, comprender y manifestar una creencia religiosa, misma situación ocurre con la concepción que se tiene de los niños que trabajan. Al recordar las actividades de Navidad los niños hacen los siguientes comentarios.  “...me encanta la Navidad e ir de casa en casa a buscar caramelos...” “....  los sternsinger y el niño Jesús es lo mejor de la Navidad...”. Esta fiesta de Reyes Magos se mezcla con la tradición de los sternsinger y es posible observar descendientes alemanes mezclados en el presente, siglo XXI, con venezolanos compartiendo costumbres de ambos orígenes.
Lengua y vestimenta
Colonieros. Foto: Yamile Delgado de Smith
Desde la llegada de los alemanes, colonieros, a Venezuela se ha realizado un profuso trabajo para mantener las tradiciones. Una de importancia es la enseñanza de la lengua que para el caso es del dialecto de Baden (badischen); muchas personas le llaman alemannisch o alemán coloniero. Por ello, es posible encontrar personas del mundo académico, procedente de  Alemania, que vienen a Venezuela, para el aprendizaje del alemannish que aún es posible encontrar en la población coloniera. Los niños entran en contacto con la lengua alemana desde pequeño, algunos más y otros menos. Hay quienes a través de procesos de intercambio entre jóvenes que logran mejorar el idioma alemán. Así, también, quienes vienen para Venezuela, en el intercambio, aprenden el idioma español.
Mariela Martí y Elena Torres (visitantes de Argentina) con Colonieras. Foto: Yamile Delgado de Smith

Disfrazados de monos en Colonia Tovar. .Foto: Yamile Delgado de Smith
Colonia Tovar es un espejo en donde se reflejan muchas tradiciones de Alemania que al ser mezcladas con las tradiciones de Venezuela reflejan un prisma interesante que se observa de las más variadas expresiones. Por ejemplo, en los restaurant, hoteles, y locales comerciales es posible ver a las niñas que visten el tradicional dirndl, un vestido con delantal y bordados. Los niños, por su parte, visten con pantalones de cuero cortos o largos llamados lederhosen, cuyo  origen se ubica en la ciudad de Babiera, Alemania. Estos tradicionales vestidos lo usan niños, niñas y también adultos. Algunos comentarios de niños son representativos. “...en casa hablamos español y alemán”... “... mi vestido, para referirse al dirndl,  lo cosió mi abuela y lo bordó mamá...”  Hay fechas en las que se ve en la Colonia Tovar, y sus alrededores, muchas personas con estas vestimentas de mucho colorido. Por ejemplo, la celebración del Oktoberfest, fiesta de la cerveza, que se inició en la Colonia Tovar a finales de los 70s para encontrar fondos para terminar la torre de la iglesia San Martín de Tours. Otra actividad interesante, es la fiesta de Carnaval, que transcurre entre la mezcla de disfraces de tradición venezolana con la alemana. Así se observa en estas fiestas los arlequines, conocidos como jokilis que asemejan bufones propios de Alemania. Pero, también, nunca faltan los disfraces de personajes venezolanos dentro de una gama de las más variadas fantasías propias de esta festividad.

Baile en la Plaza de la Colonia Tovar. Venezuela
Baile de Mujeres Colonieras. Foto: Yamile Delgado de Smith
 Los bailes son otras de las tradiciones que se han mantenido y forman parte de las actividades no solamente en las escuelas en donde los niños y niñas se conectan con las tradiciones del país de origen. En el pueblo de la Colonia Tovar, un grupo de mucho reconocimiento, es el formado por mujeres de la tercera edad. Le llaman el grupo de las abuelas, “las krosillis”. De otro lado, grupos etarios jóvenes también se organizan para ser de la danza un aprendizaje que se trasmite de generación en generación. Uno de ellos en el grupo de danzas Licht Ger Seele  o Luz del Alma. De tal modo que no importa la edad que se tenga porque hay espacio para compartir los tradicionales bailes más allá de la actividad propia del aula de clases. Algunos relatos de niños y niñas comentan lo siguiente al referir su experiencia en el Grupo de Danzas Von Kehler: “...el baile me entretiene y se me pasa el día volando...” “...quiero bailar como lo hacen mi hermanos...”
Durante las festividades en la Colonia Tovar.Foto: Yamile Delgado de Smith
Las familias colonieras son procedentes de diversas partes de Alemania y las primeras en llegar vinieron de Endigen (Kaiserstuhl) bajo la mirada de Agustin Codazzi. En las lápidas del cementerio, ubicado en el corazón del poblado, llamado por sus habitantes Los Pinos, se encuentran los más variados apellidos de los primeros alemanes que llegaron a Venezuela: Rudman, Ruthman, Schmidt, Bergman, Collin, Dürr, Muttach, Strubinger, Then, Ziegler, Breidenbach, Müssle (Misle), Muttach, Pfatt, Ziegler, Gerber y Gerig. En manos de muchas familias se construyó este pueblo de techos rojos que replica una pequeña Alemania en Venezuela y se convierte en un lugar de importancia de intercambio multicultural. Colonia Tovar es un pueblo con gente trabajadora que ha sabido ganarle a las dificultades y hoy se erige con alta productividad agrícola. Destaca, también, por ser una población de Venezuela con alto ingreso per cápita.