Yamile Delgado de Smith

Yamile Delgado de Smith
Yamile Delgado de Smith

Semblanza curricular de Yamile Delgado de Smith

Es venezolana. Profesora en el escalafón Titular, desde el año 2003, de la Universidad de Carabobo. Post-doctorada en Ciencias de la Educación. Doctora en Ciencias Sociales, Mención Estudios del trabajo. Magister en Administración del Trabajo y Especialista en Docencia para la educación superior. Su experiencia profesional fue en la industria petrolera, Corpoven Refinería El Palito. Se dedicó a labores de consultaría para la industria petrolera y empresas privadas en Venezuela. Y Actualmente, realiza labores de asesoría a través de proyectos de investigación.

Ha sido becaria en la Universidad de Carabobo, Universidad de Ohio, Estados Unidos; en la Organización Internacional del Trabajo; Universidad Castilla La Mancha, España; Universidad de Bolonia, Italia, y Universidad de Delhi, Nueva Delhi, India. Tiene más de 80 publicaciones en revistas y libros relacionados con investigación, temas de Gestión de Recursos Humanos en Venezuela, Liderazgo, actores, migración y género. Ha presentado resultados de sus investigaciones en América, Asia, Oceanía, Europa Occidental y Oriental. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores desde el año 2000 en el Programa de Promoción al Investigador (PPI), actualmente PEII nivel C. Premio honorífico de su promoción en la que ocupó el primer lugar. Premio a la excelencia académica, en su Primera Clase, de la primera cohorte del Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad de Carabobo. Ocupó el 2do lugar en el Premio Nacional de Ciencias Sociales de Venezuela convocado por el Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico en el año 2010. Profesora invitada en universidades de Venezuela, América Latina y Europa. Condecorada con la Orden Francisco Triana, primera clase, por la Universidad de Carabobo en el año 2015.

Fue jefe del Departamento de Proyectos de Investigación de la Escuela de Relaciones Industriales; Directora de Investigación y Producción Intelectual; Directora de la Escuela de Relaciones Industriales de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, campus Bárbula. Para la región Carabobeña y de Cojedes fue secretaria de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC). Actualmente, es directora de Postgrado de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales; Coordinadora del Doctorado en Ciencias Sociales, Mención Estudios del Trabajo. Coordinadora del Grupo de Investigación en Género (GIG) y la línea de investigación actores laborales de LAINET. Editora de Observatorio Laboral Revista Venezolana. Y, de la serie arbitrada Mujeres en el Mundo de la Universidad de Carabobo, Venezuela.

Publicaciones recientes versan sobre migración, género y violencia.

Correo: yamilesmith@gmail.com

Páginas vistas en total

Archivo del blog

martes, 21 de agosto de 2007

Gestión de Recursos Humanos. Referencia sector manufacturero carabobeño

La gestión de lo humano en el interior de las organizaciones es el centro de la tesis doctoral de Yamile Delgado de Smith. Es la gestión del elemento más complejo de todo lo que se gestiona en las organizaciones. Como es obvio, no sólo se gestiona lo humano, los servidores que componen la fuerza de trabajo, ya que las organizaciones tienen que gestionar otras dimensiones en donde también nos encontramos con otros componentes humanos, bajo la cubierta de las personas jurídicas en la mayoría de los casos, pero además con los cuales no se convive en el interior de las organizaciones, como son los clientes, los proveedores, los reguladores públicos.
Por tanto la gestión de lo humano, de los integrantes de la fuerza de trabajo, es la gestión de quienes conforman un colectivo permanente, que viven en el espacio productivo el día a día. Y no es literal la expresión, ya que esta investigación se realizó en el sector manufacturero. Este sector, universalmente el más estudiado en lo relativo a gestión de lo humano, el más analizado en organización del trabajo, es el que ha sido escenario para la mayor parte de las innovaciones organizacionales alrededor de las personas. Otros sectores productivos, como el primario y el terciario, digamos la agricultura, la minería, la explotación petrolera, los servicios, tienen en común que los trabajadores están dispersos. En la manufactura predomina la concentración, la convivencia y el contacto en un mismo centro productivo. Por ello, en este sector se han ensayado los más importantes esquemas de gestión y organización del trabajo a lo largo de la historia. Rara vez se le encuentra como el sector productivo mayoritario en cuanto al número de establecimientos y de trabajadores, sin embargo ello no ha sido obstáculo, para admitir que es en el sector manufacturero en donde se ha privilegiado la construcción de vanguardia de los esquemas de gestión de lo humano. Por ello los grandes paradigmas de la gestión y organización del trabajo, como son el taylorismo, fordismo, toyotismo, nacen de las vivencias y experiencias ocurridas en el sector manufacturero. Ahora, cuando se ha empezado a hablar del post taylorismo o postfordismo, sí nos encontramos con que los espacios epicéntricos de la innovación organizacional, se expanden de la manufactura a los sectores de la nueva economía, de los servicios. Pero eso es lo que seguro nuestro programa doctoral oportunamente tomará como eje de sus investigaciones. Por lo que se refiere al primer quinquenio del Programa Doctoral en Ciencias Sociales, Mención Estudios del Trabajo, de donde nace y se realiza esta investigación, estamos muy marcados por los problemas de la gestión en las organizaciones que constituyen la mayor parte del universo del aparato productivo en nuestra sociedad. Prologamos una investigación de este primer quinquenio de vida del programa doctoral.
El espacio de investigación ha sido el sector manufacturero del Estado Carabobo. Se trata del estado que acogió mayor porción de las inversiones, que dieron lugar a la instalación del complejo manufacturero en el marco de la política de sustitución de importaciones. Son inversiones mayoritariamente ocurridas en las décadas de los sesenta y setenta. En pleno desempeño de la política industrial sustitutiva. Las políticas de gestión humana han cambiado sustancialmente desde entonces. En los ochenta y en los noventa, el contexto económico mundial y regional ejerció presiones que la industria carabobeña, no pudo evitar. De la primera etapa se destaca que se trataba de una industria que por tener cotos cerrados, así se entendía era el mercado nacional, poco esfuerzo se planteaba en promover esfuerzos organizacionales mas allá de lo elemental. Pero desde la década del ochenta y mucho más en los noventa se fueron observando agotamientos y limitaciones a este modelo, que por supuesto se hicieron sentir en la gestión de estas empresas. Entonces, en los mediados de los noventa ya era visible una porción importante de empresas que no sobrevivieron. Fueron adquiridas o se fusionaron con otras empresas. El capital industrial nacional fue cediendo paso a un nuevo avance de las transnacionales. El emporio industrial nacional más emblemático de la industrialización venezolana ha sido el Grupo Mendoza. Tiene sus antecedentes en las actividades comerciales de su fundador, que luego se expandió a la industria y los servicios. Fue en el Estado Carabobo en donde estableció la mayor parte de sus actividades industriales.
Desde principios de los noventa el sector industrial venezolano, y por supuesto el instalado en el Estado Carabobo, se vio obligado a emprender esfuerzos importantes de revisión y reestructuración, para poder competir con la avalancha de productos que empezaron a entrar libremente, con un mínimo de arancel, por los puertos nacionales. Como ya se señaló, en el inicio del nuevo siglo el mapa industrial en el Estado es otro. Por ejemplo, los grupos emblemáticos de la industria en el Estado, ya no existen o experimentaron un visible achicamiento. En Carabobo, como en todo el país, y como en toda la región latinoamericana, ha tomado cuerpo un sostenido proceso de desindustrialización. Pero con la peculiaridad que las empresas que quedan, ciertamente con menor número de trabajadores, continúan aportando la misma o mayor producción que se aportaba cuando el número de empresas industriales era mucho mayor. Es decir tenemos menor número de empresas industriales, menor número de establecimientos, menor número de trabajadores, pero no menor cantidad de producción. No es un acto de magia. Todo deviene de las nuevas tecnologías, duras y blandas. Más de las últimas que de las primeras. Y es ahí en donde se localiza la gestión de lo humano.
Las empresas estudiadas en esta investigación, son las sobrevivientes de la reestructuración devenida de los ajustes estructurales y de los procesos de apertura, y que persisten en mantener un músculo productivo, como para que estudios previos tomados en cuenta por la autora, las seleccionará para acercarse a conocer en detalle cómo es que la gestión de lo humano, acompaña el funcionamiento de estas empresas que han logrado mantenerse frente a las tormentas que les ha tocado vivir.
Concluimos advirtiendo que la sobrevivencia organizacional no es un acto, ni un capítulo, es más bien un proceso continuado, en donde la gestión de lo humano es sólo una parte del problema y de la solución. Investigar ahí, en ese escenario es una tarea igualmente sostenida, como un proceso. Lo que investigamos hoy, lo que concluimos hoy, no nos garantiza certeza de estar explicando el mañana. Para ponerse al menos a tono con el desafío, queda hacer de la investigación continuada una praxis permanente, en ese sentido, la autora ha demostrado que tiene ese espíritu y propósito.


Héctor Lucena

No hay comentarios:

Publicar un comentario